/ / Conocimientos y puntos básicos de «Punto de media»
Academia

Conocimientos y puntos básicos de «Punto de media»

En este apartado podrás aprender los conocimientos básicos para poder comenzar a tejer con dos agujas.

Aquí encontrarás los primeros pasos que debes saber, de forma progresiva, para que puedas ir aprendiendo.

1. Montaje de puntos

El primer paso que hay que hacer para tejer es montar los puntos.

Hay varias formas de hacerlo, pero el más usado es el montaje simple.

Explicación del “Montaje simple”:

Sacamos del ovillo la cantidad de hilo correspondiente a 3 veces la medida del ancho deseado.

Sujetamos una aguja con el brazo izquierdo mientras que con la mano derecha cogemos el hilo que viene del ovillo, lo enrollamos con el dedo índice formando una anilla y lo introducimos en la aguja sin sacar el dedo. Con la mano izquierda cogemos el hilo que habíamos sacado al principio y lo pasamos por encima de la aguja. A continuación, pasamos por encima de este hilo la argolla que manteníamos en el dedo índice, soltamos y tensamos.

Ya hemos conseguido el primer punto y repetimos tantas veces como puntos necesitemos.

2. Concepto de vuelta y/o pasada

El concepto de vuelta y pasada, así saber cuál es el derecho de la labor, son conocimientos que debes de tener desde el principio, para poder realizar cualquier labor de punto.

Vamos a ver el significado de estos conceptos.

Pasada: es tejer de derecha a izquierda, o de izquierda a derecha, todos los puntos de la aguja.

Vuelta: está compuesta por dos pasadas, una por delante de la labor y la otra por detrás.

Derecho de la labor: es la que tiene la hebra sobrante del montaje a la derecha.

En algunas explicaciones de labores podemos encontrar sólo la palabra “vuelta”, en este caso, se refiere a una pasada.

3. Puntos básicos

Sólo hay dos puntos básicos, el punto derecho y el punto revés. La combinación de ambos, junto con otras técnicas, harán que podamos formar distintos tipos de puntos que podrás ver mas adelante.

Punto derecho

Realización:
Con el hilo detrás de la labor, pasamos la aguja derecha por el primer punto de la aguja izquierda, pasamos el hilo por encima de la aguja derecha, sacamos la aguja pasando el hilo por el interior del punto, soltamos el punto de la aguja izquierda y queda formado el primer punto.

Punto revés


Realización:
Con el hilo delante de la labor, pasamos la aguja derecha por el primer punto de la aguja izquierda, pasamos el hilo por encima de la aguja derecha, sacamos la aguja pasando el hilo por el interior del punto, soltamos el punto de la aguja izquierda y queda formado el primer punto.

Punto Revés

3. Cerrar puntos

Una vez que tenemos el tejido, hay que cerrar los puntos, pues si sacamos los puntos de la aguja sin más, el tejido se deshace.

Hay varías formas de hacerlo, pero aquí vamos a ver la forma más simple y la más utilizada, el cerrado simple.

Explicación del «Cerrado simple»:

Se realiza por el derecho de la labor. Recuerda que estamos en el derecho de la labor, cuando el hilo que sobró del montaje se encuentra a la derecha.

Cuando se está trabajando en punto musgo y la terminación queda visible, se cierra por detrás de la labor. De esta forma el filo queda más bonito”.

Realización:

  • Trabajamos los dos primeros puntos, montamos el primero sobre el segundo (con ayuda de la aguja izquierda) y nos quedamos con un punto en la aguja derecha.
  • Trabajamos el siguiente punto y montamos el primero sobre el segundo.

Continuamos haciendo siempre estos dos pasos sobre todos los puntos hasta el final de la pasada.

Al final sólo quedará un punto en la aguja derecha, cortamos el hilo y tiramos de él.

Comparte

Publicaciones Similares