/ / Tipos de puntos básicos en «Punto de media»
Academia

Tipos de puntos básicos en «Punto de media»

En este artículo veremos los puntos básicos para tejer a punto de media.

Es muy importante empezar por estos tipos de punto, hasta conocerlos bien y más adelante continuar con otros más complejos.

Antes de ver este artículo, os aconsejo que veáis primero Conocimientos y puntos básicos de «Punto de media»

1. Punto musgo

Este tipo de tejido mantiene su forma y las orillas quedan pulidas, por lo que se suele utilizar para prendas que no queramos rematar o coser, como por ejemplo para bufandas, mantas o remates de prendas.

Se realiza haciendo todos los puntos de todas las pasadas a punto derecho.

Punto musgo

Cada vuelta de este punto, es decir, dos pasadas, una por delante de la labor y otra por detrás, formará un dibujo de onda.

Este punto es el que suele utilizar cuando una persona comienza a tejer, puesto que es el más sencillo, ya que se trabaja siempre igual.

2. Punto jersey derecho

Este tipo de punto se suele utilizar para prendas que vayamos a coser, como por ejemplo un jersey, debido a que sus orillas suelen enroscarse y además no es reversible.

Por el derecho forma espigas, de ahí que se le conozca también por “punto espiga”, y por el revés forma ondas.

Punto jersey derecho

Con este tipo de punto, cada pasada forma una espiga. Por lo tanto, una vuelta está formada por dos espigas.

3. Punto jersey revés

Se trabaja al contrario del punto jersey derecho, y su tejido es justamente al contrario, es decir, por el derecho formará ondas y por el revés espigas.

Realización: La primera pasada a punto revés y la segunda a punto derecho.

Consejo: No caigas en el error de tejer una prenda a punto jersey derecho y al confeccionarla darle la vuelta. Te puede llevar a la confusión a la hora de darle forma o querer hacer algún cambio de punto.

Punto jersey revés

4. Punto elástico

Con este tipo de punto la labor encoje en sentido horizontal, tiene efecto de un elástico, de ahí su nombre. Por lo tanto se suele utilizar, entre otras cosas, para los puños de un jersey.

Se realiza combinando en una misma pasada los puntos derecho y revés, y dependiendo del número de puntos que combinemos lo nombramos de la siguiente forma:

“1×1” significa que se trabaja repitiendo la secuencia: 1 punto derecho y 1 punto revés.

“2×2” significa que se trabaja repitiendo la secuencia: 2 puntos derecho y 2 puntos revés.

Veamos cómo es la realización del punto elástico 1×1:

1ª pasada: 1 punto derecho, 1 punto revés, se repite esta secuencia.

2ª pasada y siguientes: se trabajan los puntos como se presenten.

Repetir estas dos pasadas.

Recuerda que cuando en una misma pasada cambiamos de punto derecho a punto revés, antes de pinchar la aguja en el punto para trabajarlo, pasamos el hilo hacia delante (punto revés) o hacia atrás (punto derecho) según corresponda.

5. Punto de arroz

Este tipo de tejido, al igual que el punto musgo, mantiene su forma y las orillas quedan pulidas. Aunque se suele utilizar para las mismas prendas que el punto musgo, su efecto es diferente y un poco más complejo de tejer.

Veamos cómo se realiza y luego os cuento un truco para que sea mucho más fácil y no nos lleve a confusión.

Realización:

1ª pasada:* 1 punto derecho, 1 punto revés* repetir esta secuencia hasta el final de la pasada.

2ª pasada: Se comienza igual que termina.

Repetir estas dos pasadas.

Punto de arroz

El truco del que os hablé es el siguiente:

Para que sea mas cómodo y no nos lleve a confusión, si montamos un número de puntos impar, comenzaremos siempre en todas las pasadas con el mismo tipo de punto, tanto por delante como por detrás. Lo que quiere decir, que si comenzamos la primera pasada con un punto derecho, todas las demás comenzaran por punto derecho. De esta forma cuando aparcas la labor, no tendrás problemas de olvidarlo.

Consejo

Para tejer tu primera prenda te aconsejo que empieces trabajando con lana mejor que con hilo, y que la lana no sea demasiado gorda ni tenga pelos. Debes hacer una prenda no muy grande, para que no te lleve al aburrimiento, como por ejemplo un cuello. Y por último, trabaja a punto musgo, es muy bonito y el más fácil de tejer.

Con una lana que se pueda trabajar con una aguja del número 4, sería un buen tamaño. Cuando las agujas son muy gordas, aunque la labor se termina antes, pesan y cuesta más trabajar con ellas.

Comparte

Publicaciones Similares